Seguidores

jueves, 24 de marzo de 2011

sueños

Claramente mi habilidad para dormir ha aumentado muchísimo. Lo cual es todo un logro pues esa era mi quieja inicial, y no la depresión que la veía yo más como una consecuencia que como una causa. Y proporcionalmente la cantidad y calidad de los sueños también ha aumentado. Mis sueños son ahora mucho más vívidos, más exagerados, y más largos. Algunos un poco pesadillezcos, persecuciones y cosas asi, pero en general divertidos, como estar viviendo una película llena de color y creatividad. Eso me gusta mucho. Vivo para dormir, paso el día esperando la hora de dormir y disfrutar de mi sueños. Talvez debería volver a mis ejercicios Jungianos de anotarlo todo, como un registro de los sueños inducidos por el Zoloft en esta etapa tan extraña de mi vida.

La motivación también ha mejorado bastante. Posiblemente las hormonas ayudan, pero al menos por primera vez en meses siento que hacer las cosas no es un suplicio y hasta disfruto trabajar (!!!). Incluso estoy interesada en entender lo que hago (que es by the way complicadísimo) y en ser eficiente y no promedio.

Tambien he vuelto a hacer ejercicio y asistí de nuevo a mi clase de yoga. No logré hacerla de un todo bien, todavía me mareo mucho, pero lo hice sin autopresionarme y disfrutando. Tambien hablé con el dueño del estudio para exponer mis dibujos alli, y planeamos cómo los vamos a guindar y todo. Eso me tiene entusiasmada.

Ese es el mayor cambio creo, la capacidad de disfrutar.

10 comentarios:

Xindansvinto dijo...

Qué alegría nos da! Sueña bonito cuando duerme y cuando despierta también tiene otros sueños con los que disfrutar. Su entusiasmo es contagioso y también nuestro ombligo ha dejado de hacer su habitual oh para plegarse tranquilamente en una sonrisa.
Salud, Adriana, y un beso!

Adriana dijo...

eso me encanta que su ombligo sonría tambien!

lo malo es que ya no voy a tener de que quejarme! jajajaja

Julia dijo...

Que bien Adriana, me alegro mucho que valla todo mejor, cuando se duerme es mas fácil curarse.

Un besito

mc dijo...

Yayyy! :-)

Xindansvinto dijo...

Y se queja de no tener de qué quejarse... Jajaja, sabe usted rizar el rizo...

Adriana dijo...

Julia, siii, no sabes la calma mental que me da haberle perdido el miedo a las noches!

Adriana dijo...

mc: doble yayyyy !!!! te quiero!

Adriana dijo...

Xindas, si una escritora como yo, no riza el rizo, entonces quién lo riza??? nooo yo necesito seguir quejándome que para eso es que existe chaseland :)))

para eso y para me mire usted el ombligo, jaja

Dahlia dijo...

Vaya Adriana, llevo bastante tiempo despegada de los blogs, a veces lo necesito, pero cuanto me alegra volver y encontrar esta entrada tuya. Te veo motivada, optimista y seguro que con una sonrisa en la cara. La luz empieza a encenderse cuando realmente confías en ello, inmersa en la oscuridad tropiezas continuamente y todo es demasiado negro como para confíar en que algún día saldrá el sol.
Pero veo que estás iluminando tu camino poco a poco, con toda esa fuerza que tienes, y seguramente ignorabas. Me alegro por tí, de corazón.
Dulces sueños :)

Adriana dijo...

Dahlia! gracias por pasarte de nuevo, como ves, si estoy mejor, espero que a ti tambien te vaya bien, besos.