Seguidores

jueves, 30 de junio de 2011

positive

Los últimos días ha sido positivos/energéticos. Un poco excesivamente energéticos o es que me estoy curando. Sólo una luz roja: no puedo parar de moverme. Ayer en el metro un hombre me preguntó - are you ok? y ahi me di cuenta de que estaba moviendo las piernas a lo desesperado. Igual me meneo siempre, pero no tanto. Y me he visto en eso varias veces mas, mueve mueve, mueve mueve. La clase de yoga la hice como si nada y muerta de risa. Oh si, hasta el instructor con su acento ruso y gracioso me dijo en un momento que parara de moverme... aaaah

Y anoche no dormi mas de cuatro horas. Y no estoy cansada.

No, por favor, no otra vez.

No me importó demasiado porque igual tenía que despertarme temprano. Nada de ataques de llanto espontáneos. Solo un poquito en el metro, pero poquito.

La cosa es que me traumatiza el patrón de siempre. Abrir los ojos a las 3:14 de la madrugada y sentir que me recorre un chorro de adrenalida y miedo. Después de la descarga de adrenalina no hay manera de volver a dormirse. Reflejos condicionados de tantos años que no sé si puedan borrarse o superarse. O si se trata tan solo de aprender a vivir con eso.

Ah verdad, yo iba a hablar de ser posistiva. De quitarme el estigma de que ser dark es cool. Si bueno, eso era todo. No me gusta ser dark aunque mi mente aveces quiera jugarme malas pasadas. No tiene nada de cool ser dark. Ahi lo que hay es una cantidad de sufrimiento y de soledad enorme. No cool at all.

Disneylandia para mi, gracias...

lunes, 27 de junio de 2011

monólogos psicoterapéuticos IV (o cinco??) no me acuerdo

Que galla soy. Yo creo que soy la primera paciente de la doctora que se va con un papel escrito con las cosas que descubrió mientras pensaba. Pero bueno. Ejercicio de amor propio: para algo estoy pagando, si no quisiera curarme no haria el esfuerzo de ir, asi que punto positivo para chase, la enferma quiere curarse.

Eme, MILLONES DE GRACIAS por ese artículo. Me ha dado luz y voy a compartirlo también con la sicóloga aunque posiblemente ella ya lo haya leído. Lo más importante es tal cual lo que me has dicho: es una enfermedad. Y lo que me ha dicho Juan también. La enfermedad no soy yo. La enfermedad no me define ni va a acabar conmigo. El artículo ese hasta explica con amabilidad la conducta loca de la autodestrucción que aquellos que no la han padecido talvez no puedan comprender porque mientras uno más se autodestruye más culpable se siente y menos capaz de salir del círculo vicioso. Pero es porque uno lo ve desde el punto de vista del que no está enfermo. Cuando uno lo ve desde el punto de vista del enfermo, tiene toda la lógica del mundo porque para un dolor tan descontrolado la muerte termina no siendo algo absurdo sino un consuelo.

Más importante aún. Si el enfermo se da cuenta de que la autodestrucción de alguna manera no viene de sí mismo sino del desbalance de su órgano enfermo, entonces actuar compasivamente consigo mismo es muchísimo más fácil, poruqe es como tomarse una sopita de pollo cuando uno tiene un resfriado y quedarse en la casita arropadito en lugar de salir a cantar bajo la lluvia buscandose una pulmonía. Pues lo mismo con el pobre cerebro. Hay que cuidarlo no?

Bueno, aparte de la terapia que me brindó el artículo, tengo un ejercicio nuevo que implementar en mi mundo chaseland. Identificar los momentos en los que actúa lo que hemos llamado  "la fantasía omnipotente" y posponer cualquier conducta inducida por tal fantasía.

Que es la fantasía omnipotente? Básicamente la fantasía que me sostuvo en mi infancia, mi mundo paralelo donde lo puedo todo y donde estoy buscando constantemente mantener a todo el mundo feliz y resolver los conflictos emocionales de todos para que todos esten felices.  Y si todos están felices, entonces me van a a querer y no me van a ignorar. La fantasía omnipotente de que puedo con todo implica una gran carga. Sobre todo porque las cargas me las invento yo solita sin que nadie me lo pida. Es bueno tener seguridad en uno mismo, pero el exceso, como todo, es dañino.

Asi que, a soltar cargas, florecita!

jueves, 23 de junio de 2011

gracias a Jung

Good morning depression!

Florecita is falling again... but she is trying to identify the triggers and fight against them.

Malasso, que ayer me di cuenta que la del saboteo soy yo misma (oh mea culpa!!). Mea culpa fuck you, no joda. Que no tengo por qué echarme la culpa siempre... o si?  Ah, que bueno que tengo sicóloga hoy. Voy a ir con una ficha de dudas a ser respondidas por una persona normal, para que no se me olvide nada y pueda salir del hoyo hoy mismo si se puede.

Pero si. Soy yo misma la que me busco los motivos para sufrir. (Ah pobrecita florecita, ella siempre se echa la culpa de todo)

Creo que sé la razón pero me da verguenza admitirla. Y saben ustedes por qué? Porque me da verguenza admitir que he sido maltratada. Que no tuve una infancia ni feliz ni normal. Asi que no pretendan ustedes que sea una adulta normal, vale?

Y el maltrato, señores y señoritas, hace que uno no pueda ver la salida en ninguna parte y en el fondo la razón es muy simple. Porque un niño vive (generalmente) con sus padres y depende de ellos, no es como un adulto que puede decidir salir de una relación que le hace daño. El niño recibe el maltrato y aunque racionalmente lo rechace, se acostumbra a que las relaciones no se terminan después del maltrato. La relación sigue, y por ende el maltrato también sigue. El maltrato forma parte de la relación. El abuso, forma parte de la relación.

Pero uno no muestra eso ante los demás. No que verguenza por dios. Que van a pensar de mi, van a pensar que me lo merezco... noooo... Uno pone cara de "normalidad" y sigue haciendo chistes que lo hagan olvidarse de la otra realidad. De la realidad que espera dentro de esa relación de "amor". Porque el maltratador SIEMPRE te dice que te ama. Y también te advierte que debes conservar el secreto. Y uno como un perro, o perra, como un animalito pues, se acostumbra a asociar el amor con el maltrato y no sabe cómo salir del círculo.

Si es que la sicóloga debería pagarme a mí por el autoanálisis.

Pero no. Porque aunque puedo analizar y disecar las partes, no tengo la mas remota idea de cómo salir de ese patrón, porque el raciocinio no me ayuda y solo conozco la autodestrucción y las pastillas. Oh maravilloso xanax que noche más linda pase ayer...

Ah pero se me olvidaba contarles mi pesadilla autoterapéutica. Soñé que dormía con mi madre, y al despertar (dentro del sueño) ella comenzaba a quejarse, y quejarse y quejarse y presionar, presionar presionar. Nada diferente verdad? Oh si ALGO fue diferente. En mi sueño yo grité, y grité y grité tan fuerte, que ya no la escuché mas. Y así le devolví, por primera vez, la violencia. El black-mailing.

Págame Claudia, que te estoy facilitando el trabajo...

ah! y gracias Carl Jung por favores recibidos, sin usted no habría yo prestado ninguna atención a mi sueño.

miércoles, 22 de junio de 2011

martes, 21 de junio de 2011

artista

Es lo que soy.

Es lo que quiero ser.

Lo que me sostiene cuando nada mas me sostiene.

Estos dias estoy bien. Estoy un poco como quien camina descalzo sabiendo que hay vidrios rotos en el suelo, porque no me acostumbro a pensar que llevo 5 dias de "normalidad" y productivos. Me da miedo que se acabe la buena racha. El jueves estaba un poco hyper. Talvez la típica respuesta a un episodio depresivo. Cuando estoy "bien" hago demasiadas cosas, no puedo parar de hacer cosas o de moverme y casi siempre termino agotada. Pero hice un cuadro hermoso. Hermoso. No puedo parar de mirarlo.

Casi siempre despues de estar creativa me entra una especie de desasosiego. Como que llegue a un límite que siento que no puedo superar. Algo asi como un miedo a que no se me ocurra nada más. Como cuando me mataba a montar una pieza de música nueva y venia el concierto y toda la emoción etc. y después la gente aplaude y uno se siente en la cima del mundo, pero te vas al camerino, te cambias la ropa, te lavas la cara y vuelves a tu casa (o a tu hotel) pensando qué pasó que todo el entusiasmo desapareció.

Pero hoy no estoy asi. Sigo teniendo entusiasmo. Y quiero quedarme así. (Y sigo teniendo ideas)

No quiero, no quiero, no quiero, volver a hundirme.

Nunca más. Es demasiado feo hundirse. Arrastrarse. No quiero arrastrarme más.

Hoy, despues de un par de meses sin hacer nada, vuelvo a mi maravilloso Bikram Yoga. Espero resistir la clase...

viernes, 17 de junio de 2011

monólogos psicoterapéuticos III

Candy Candy pero porno...
que no lo pude evitar :)
Ayer comence mi sesión no muy convencida de nada. Sabía que tenía que contarle a la sicóloga de mi brilante idea del lunes-martes. Asi que empecé con eso. Después de asegurarse de que efectivamente no estoy planeando hacer nada y que ya tengo plan C (que mi Liz busque y me quite el frasco), procedimos a analizar el por qué la ideación esa. Me preguntó si había algún acontecimiento que hubiese disparado la ansiedad y anque no lo recordé inmediatamente (esta memoria de gallina flaca), después de un rato recordé oh si , las palabras tan hirientes del anónimo, que no me afectaron necesariamente en demasía el dia lunes pero que posiblemente dispararon la ansiedad a la hora de dormir con todas sus consecuencias. No voy a entrar en los detalles de lo que dijo ni si es verdad o no. El caso es que vimos que no es tanto el daño que otros puedan hacerme con sus acciones sino la fragilidad con que las enfrento lo que me hace odiarme hasta el punto de querer acabar conmigo misma. Como si no existiese otra posibilidad. La posibilidad de ser fuerte. Y la resignación y la destrucción que implica no creérmelo.

Que mis emociones son un rollercoaster (montaña rusa) porque un dia estoy bien y al dia siguiente me quiero morir, y al otro dia otra vez bien y a la mitad del dia otra vez mal. Y cuando estoy bien estoy perfecta y no recuerdo haber estado mal. Y cuando estoy mal, estoy fatal y no recuerdo haber estado bien. Con eso no me queda mas remedio que esperar a que el humor se estabilice, pero lo que sí puedo hacer es recordar conscientemente (que no emocionalmente) que todo pasa, como dice el poeta y como dice la canción.

Despues hablamos y hablamos de otras tantas cosas y llegamos a una conclusion feliz.

Ella busco por todos los medios darme una conclusion feliz a mi terapia de ayer. (Oh querida sicologa hermosa mia, te lo agradezco en el alma, me parecio tan tierno que lo hayas hecho...) Y entonce le conté lo que me dijo mi Xindas el otro día y ella lo llevó aún más alla.

Xindas me dijo: "Para morirse ya hay tiempo, y en realidad la muerte, tampoco te permite nada, y en cambio, aún deprimido, uno va haciendo. Y aunque ese hacer sea nefasto, abre una posibilidad. La posibilidad implica salvarse".

No es eso genial? Yo por supuesto que no lo entendí de una, el ofuscamiento y el sentirme abrumada por mi propia debilidad no me lo permitió. Pero después con más calma lo he ido meditando y tiene todo el sentido del mundo. Talvez poruque soy artista y me encanta hacer y en mi hacer hallo espacios nuevos que no quiero perderme.

En fin que cai en cuenta de que tengo que parar con el autosabotaje emocional al que estoy tan acostumbrada y permitirme probar con otra cosa. Otra cosa que no conozco, que no sé si existe o no, pero que abre una posibilidad. O muchas. Y eso significa que quiero salvarme. (campanitas y globitos de cristal con música de fondo de candy candy... gracias)

Ya se que no es que estoy salvada ya. Falta, si, y no hay apuro. Nadie me esta apurando más que yo misma.

Y para morirse ya hay tiempo.

miércoles, 15 de junio de 2011

disculpas públicas

Bueno, si.

Tuve esa mala ocurrencia. Como una especie de señal del cosmos, las benditas pastillas no están disponibles, asi que no puedo ni buscarlas ni usarlas. Y como ya se me pasó el ataque de sicosis, pues bueno. Plan B pasó a la historia y prometo entregarle el frasco de pastillas a mi linda Liz cuando lleguen. Es mas, creo que ella misma me las va a quitar.

Siento haber preocupado a mis lectores y amigos.

Pero uno no puede disculparse por sentir lo que siente. Eso sería ser ingenuo o ser hipócrita. Y es lo que menos he deseado hacer en éste o en ningún blog. Uno siente y piensa lo que siente y piensa. De eso no se puede escapar. Si lo sabré yo.

Florecita se ha sentido muy afectada por los comentarios sin corazón que alguien que dice conocerla ha hecho acerca de cómo o por qué se siente florecita como se siente florecita.

Ahora es que me vengo a dar cuenta, pero no. Por mucho que piense esa persona que me conoce, es evidente que no es así. Y su anonimato tan sólo evidencia eso.

Eso es todo, disculpas públicas y cariños a todos...

martes, 14 de junio de 2011

plan b

No puedo funcionar.

Soy una inválida emocional. Mis deliciosas y lindas noches de insomnio están acabando con mi capacidad para tener buen juicio. El xanax ya no funciona.

La noche es una mancha amorfa y gorda como el alquitrán que no puedo quitarme de encima.

La noche soy yo, sentada en el inodoro, meciéndome como una autista y llorando calladamente de desesperación. Esto no es vida para nadie. No es justo. Hasta los animales duermen. Todos duermen.

Todos menos yo.

Cuando no puedo dormir lo único que deseo es autoviolentarme. Tener un martillo en la mano y martillarme el cerebro hasta dejarlo hecho una masa sanguinolenta que no piense más. Cuando era adolescente me golpeaba la cabeza contra la pared hasta quedar aturdida. Talvez me golpeé demasiado fuerte y por eso ya no puedo funcionar.

Estuve investigando sobre el Ambien. Todavía me queda un refill y ya lo he pedido a la farmacia. Son treinta pastillas. Es extraño, pero pensar en esto me causa una gran paz. Como que si no logro mejorar, siempre me queda mi plan b...

viernes, 10 de junio de 2011

la fabulosa vida del mareíto constante

Lo siento queridas/os lectores/as. No hay good news esta vez.

Después de mi maravillosa noche del martes, el resto de las noches han sido fatales. Y los días también. No hay que cantar victoria tan rápido. Qué me pasa? por qué no puedo mejorar?

En verdad estoy bien, no estoy deprimida. Es extraño porque cuando estoy deprimida, se me olvida cómo se siente estar bien, es como si no pudiese recordarlo, como si nunca hubiese estado bien. Y después, como hoy, es como si nunca hubiese estado mal. Y me pregunto por qué me estoy tomando el antidepresivo si no estoy mal. Pero no es verdad. Yo sé que me estoy tomando el antidepresivo porque estoy mal. Estoy tostada, yo sé, estoy enferma, yo sé...

Mis planes comeflor de hacer yoga a las cinco de la mañana se fueron a la mierda. Demasiado cansada como para hacerlo.

Anoche volvi a intentar dormir sin pastilla y no me fue bien. A las dos de la mañana me tome media y me quede dormida hasta las seis. Pero tuve como cuatrocientas pesadillas persecutorias. Me violaron, me persiguieron los demonios y los enanos y el inodoro es el lugar donde viven todos. Que hermoso cuadro. Debería dibujar a los monstritos demoníacos que me perseguían anoche. Ahora ando con un dolor de cabeza delicioso y el ya infaltable mareíto constante. Maravilloso.

La secretaria de mi adorado doctor Mellman me llamó porque pedí más pastillas en la farmacia. Tengo que esperar hasta el miércoles que viene porque Mellman está de vacaciones ahora. Todavía me quedan diez días y siempre tengo el ciclobenzaprine ese. Pero ese es demasiado fuerte. Ojala me den mi prescripción.

Cada día tengo menos hambre y aunque me esfuerzo por hacer las tres comidas, no soy capaz de terminar ninguna. Nada más lo pienso y ya me dan náuseas. Mal, mal.

Sin embargo estoy bien, estoy de buen humor a pesar de tener que cargar con mi mente podrida para todas partes. Hoy voy a comprar más lienzos y he decidido andar con mi caballete para todas partes. Prefiero pintar socializando que pintar aislada. Talvez pinte un rato en la piscina y todo.... sounds good. Espero que no me pase como ayer y me quede tumbada en la cama toda la tarde. Me duele tanto la cabeza que casi no puedo pensar. Menos mal que no tengo casi nada de trabajo hoy. No me puedo concentrar.

Quiero tener diez obras listas para el 18 de junio para poder participar en un consurso de artistas nuevos. Eso me hace ilusión. Necesito tiempo y disciplina para lograrlo. Por ahora tengo solo dos listas y dos casi-listas. Quiero hacer dos más el fin de semana. O todo lo que pueda. Quiero poder. Puedo participar con menos de diez. Pero porsupuesto, señorita rottenmeir aka chase, tiene que ser perfectica y mandar diez. No esperábamos menos de ella...

miércoles, 8 de junio de 2011

congratulations, chase

Oh yeah

Anoche dormí siete horas SIN PASTILLAS!!

Me desperté varias veces, etc... pero ni lloré ni me desesperé ni me dieron ataques de pánico ni nada.

A las 4 am estaba despierta y energética. Casi que me levanto a hacer yoga, jajaja... pero no lo hice porque he estado demasiado agotada estos días y se que mi cuerpo necesita descanso.

Talvez mañana, si vuelvo a dormir bien, lo haga.

Mi hermosa Liz me recordó ayer que lo que estoy es enferma. Es bueno recordarlo porque así no me culpo de todo y me doy un descanso.

Good girl!

martes, 7 de junio de 2011

resistir

Resistir, vivir, respirar, vivir, resistir.

Pero para qué. Si no hay placer en nada. Si la felicidad es un sueño inalcanzable.

Esta maldita fragilidad de no poder resistir la vida. De estar tan afuera, tan afuera que casi no puedo verme.

Otros me necesitan, si.

Pero, en verdad me necesitan a mi, o es que necesitan mis capacidades, mi trabajo, mi cuerpo, mi dinero, el producto de mis manos.  Todas esas cosas salen de mi, si, pero salen como de alguien que fuese ajeno a mi. Ajeno a mi dolor. Yo soy otra cosa, escondida, escondida, apagada.

La niñita que está en el closet con su cobija y sus libros y sus juguetes. Que no entre nadie, porfavor.

Mi dolor, el dolor de vivir es lo único constante en mi.

Y depender de unas pastillas aqui y allá para sostenerme. Para resistir. Para seguir.

Me pregunto yo qué sentido tiene resistir con esta discapacidad, con esta ceguera.

Resistir, como un animal abatido que se aferra a la vida porque no sabe hacer mejor cosa que eso.

Resistir, porque la cobardía o la valentía de cerrarlo todo no tiene cabida en mi penosa debilidad.

Otros me necesitan.

Y yo me voy gastando los días en una esperanza inútil.

La ilusión de los muertos vivos.

lunes, 6 de junio de 2011

voces

Anoche volví a tener una mala noche. Me preocupa que esto parece estarse repitiendo otra vez, cada vez más frecuentemente. Que es como lo mismo dormir (o no dormir) con pastilla o sin pastilla. Me preocupa que las pastillas no existen, que nada existe, que todo es un sueño malo, la pesadilla de no poder dormir. De tener una discapacidad. Que gracioso eso de tener una carencia. Las carencias se padecen o se poseen y se atesoran?

Quisiera tener mas fuerza de voluntad y alejarme de todas las cosas que me hacen daño... Talvez eso me ayudaría a mejorar. Pero la pregunta más sincera, talvez la más difícil de responder, es mas bien, de verdad quiero alejarme de las cosas que me hacen daño? Las quiero identificar? las quiero extraer de mi? Realmente creo que extrayendo esas cosas de mi, voy a estar mejor? Quiero sinceramente estar mejor o prefiero quedarme en el borde de la enfermedad?

Los seres humanos somos animales racionales. Tenemos instinto y tenemos raciocinio. Instinto de supervivencia, instinto de muerte. Yo me pregunto cuál de los dos es más fuerte. Si el destruirse o construirse. Y si en el fondo no es todo lo mismo o es que no quiero verlo o me da demasiada pereza enfrentarlo. Balance, todos dicen que es balance lo que hace falta. Que el balance da paz.

Lo cierto es que estuve muy cerca de tocar fondo. Todavía recuerdo el miedo a respirar. A estar. A no poder ni hacer una simple llamada telefóncia porque el miedo era más grande que yo. Y el desgano por todo, que todavía no se ido completamente. Me pregunto si alguna vez desaparecerá y me levantaré una mañana con ilusión de vivir. O si será una cicatriz más que agregar a este sueño extraño que es existir.

Esto de haber identificado la otra voz, de saber que mi voz es mi voz, pero que no vive en mí sino a través de mi no sé si me causa alegría o temor. El otro miedo. El de perderme para siempre y no encontrar el hilo que me devuelva la capacidad de estar presente. Eso que no estoy muy segura de querer recuperar si es que alguna vez lo tuve. Todos somos diferentes, puede que sea verdad. Pero yo no logro evitar sentirme mucho más diferente que el resto. Menos capaz que el resto. Incapaz de dormir, incapaz de comportarme como una persona normal. De saber identificar lo normal de lo anormal. Lo correcto de lo incorrecto.

Mi vida, y mis sueños, fundidos en una cosa amorfa por dentro y hermosa por fuera.

viernes, 3 de junio de 2011

monólogos psicoterapéuticos 2

Si. Ya no son aventuras como con la terapia de grupo. Esto es serio. Es una terapia en serio donde yo hablo y hablo y hablo y hablio y hablo y de repente me quedo callada y la sicóloga me hace una pregunta clave y yo hablo y hablo y hablo y hablo y hablo y me vuelvo a quedar callada porque verbalizando me doy cuenta tantas cosas (y de mi comportamiento desastroso tambien) y despues sigo hablando.

Todo un monólogo divertidísimo porque en fin, aceptémoslo, yo soy medio graciosilla y todo y hasta ella que pone cara de que nada le afecta termina riéndose con mis razonamientos repentinos.

Que si uno no le pone un poco de gracia a la cosa, terminas derritiéndote de calor en ese sofá, que por cierto me volví a oner pantalones porque no aprendo.

Además que mi sicóloga es hermosísima. Nada que ver con mister map ni con la señora de la mirada perdida. Si me estoy inventando a mi sicóloga bonita al menos ya sabemos que estoy mejor porque ya no invento personajes horrorosos sino sicólogas perfectas y bonitas en consultorios perfectos y bonitos donde lo único incómodo es el calor.

Y como hoy es viernes de musiquita y estamos de buen humor (gracias serotonina, gracias xanax, gracias Mellman) les dejo un videíto pasado de moda pero que me encanta, porque hoy es el dia nacional de Amy Winehouse (lo acabo de decretar yo misma, no se confundan...)

Toda destruida ella diciéndole que no a la rehab... jajajaja  pills are better, indeed.

miércoles, 1 de junio de 2011

night

La noche
es como un animal
que agoniza
y mata

Anoche volví a tener una mala noche. Con pastilla y todo. Creo que me asusté porque ya no tengo mas refills y me quedan solo dieciocho noches con pastillas. Yo sé que mi Mellman me puede dar más, pero tengo la ansiedad del adicto que cae en pánico por saber que no tiene suficiente droga para apaciguar su ansiedad.

Bueno eso, y otras cosas. Mi afán de perfección. (Eme, por qué somos asi??). Que saber que no hice algo que tenía que haber hecho, me altera. Me despierta. Despertar y no poder volver a dormir es un espanto, un horror en chaseland. Y no hay terapia cognitiva que me salve de ese miedo. Las lágrimas se salen solas.

Odio las noches. Odio lo que me recuerdan.

Es verdad que no se puede vivir en el pasado.
El pasado no existe.
Pero el pasado creó heridas.
El pasado creó invalidez.
Y la invalidez es un recuerdo presente de la herida pasada.

I have to move on. But I just don't know how.