Seguidores

martes, 11 de junio de 2013

visitas que matan

Mi madre vino a visitarme. Hace cuatro años que no la veía. Ha sido una visita buena y mala a la vez. Buena porque he podido concientizar muchas cosas que antes tan solo estaban en mis recuerdos o sensaciones pero que ahora estan frescas, y mala por la misma razón.

Me da mucha tristeza ver que ella no comprende nada. Que no acepta ningún dolor ajeno. Que se convierte en el centro de cualquier evento sea familiar o social y no permite que nadie mas sea el protagonista. Que su amor significa que uno se convierta en una extensión de lo que ella desea.

Madre-pulpo

Me da tristeza ver que mi madre verdaderamente siente que sus hijas somos cosas suyas y no seres capaces e independientes que toman decisiones y existen por si mismas.

Ojala yo no sea nunca como ella.

5 comentarios:

HuyEndoMe dijo...

puff...
mi madre viene mañana a visitarme.
Suscribo cada una de tus palabras. Mi mayor temor siempre ha sido parecerme a ella. ¿Qué curioso, no?
1abrazo fuerte

perthes dijo...

No te preocupes, lo que escribes dice que no te pareces en nada a ella.

:D

tropezando dijo...

Yo tambien tengo el mismo miedo que tu, y solo con tener panico a parecerme a ella soy totalmente distinta, tu tambien tranquila!
Un beso muy grande

Anónimo dijo...

Oh madre que por amor controlas y castras
orgullosa de tus crías tu labor disfrutas,
aun sabiendo que el escape de tu puño
es la verdadera partera de tus hijas.

El calembozo resentido.

Javier dijo...

Qué duro.