Seguidores

miércoles, 11 de julio de 2012

30 day yoga challenge V y VI


La parte uno y la parte dos, estan dominadas,
pero en lo que me miro la rodilla, pierdo el balance...
 Namaste para todo el mundo primero que nada. Aunque ni idea de que significa namaste. Paz, creo. Asi que la paz sea con vosotros - y con tu espíritu.

Bueno ya, en serio. Sigo buscando el balance en las clases y aunque la mayor parte de las poses se me dan decentemente bien, me presiono terriblemente en la que se llama standing head to knee pose. En sánscrito se llama Dandayamana-Janushirasana, que nombre mas largo y mas complicado. Me pregunto si alguna vez lograré aprenderme esos nombres.

Otra vez la práctica, más que enseñarme la pose en sí, me esta enseñando algo más. Me pregunto qué es. Y tengo dos o tres teorías al respecto. Una es enfocarme más en mi misma y dejar de competir. Porque si en medio de la pose me pongo a mirar de reojo a la estúpida perfectica que está detrás y que ya extendio toda la pierna, pues me caigo. Y si me miro en el espejo y quiero adelantarme a entrar en la segunda o en la tercera parte de la pose sin haber logrado la primera, pues igual, me caigo. El único modo de llegar a la tercera parte es estar absolutamente concentrado en tí mismo y en cada músculo de tu cuerpo. Tener paciencia e ir poco a poco. Hacerlo con humildad y amabilidad, en dos patadas. Y te lo dicen, pero uno no aprende escuchando.

Asi que tres cosas: paciencia, concentración, y amabilidad. Dejar de competir. Dejar de querer ser la mejor y ser plenamente lo que soy, sin mas.

Ah, pero que difici es aceptar que uno es lo que es.

Que mis piernas son gordas y no atléticas y finas. Que mis costillas son pequeñitas y no se marcan tanto como en otras yogis que tienen el pecho mas grande. Que no tengo tanta fuerza como otras personas y que mi pecho y mis piernas no se levantan tanto.

A mi no me gusta la palabra humildad. La detesto. Creo que soy demasiado orgullosa como para aceptarla.

La verdad es, sin embargo, que cada vez que me acerco a la práctica con humildad y no pretendo ser la mejor, todo fluye mucho mucho mas, porque relajo la tensión de hacerlo todo perfecto.

Y es que la perfección esta aparentemente en ser lo que uno es, y no otra cosa. Porque cada quien es perfecto a su manera.

Blah.

4 comentarios:

Snow Bunny dijo...

siempre me han gustado tus sabias palabras y apreciaciones hacia la vida y las cosas que haces, Adri :)

Sullen dijo...

A que si, cada uno es perfecto a su manera...solo que hay una version perfecta y otras no tanto. Lo complicado es conseguir ser la version de ti que realmente te gusta, valoras, respetas, te enorgullese etc. No se si me explico. Anyway.. Chase continua asi y no pares, vale?

Namaste, querida!

Adriana dijo...

Bunny: me tenias preocupada! portate bien y ponte a hacer ejercicio ok? ya falta poco!

Adriana dijo...

Sullen: todas las versiones son perfectas, pero uno tiene que trabajar para ser la version mas perfecta de si misma. Sin trabajo no hay resultados. La diferencia con caerse dentro de la enfermedad, es que ahi dentro, la compasión no existe.

Besos Sullen!