Seguidores

viernes, 29 de abril de 2011

Terapia de grupo parte cuatro

Ayer tuve de nuevo otra sesión de mi terapia de grupo. Esta vez la cosa tomó unos niveles de surrealismo que me espantaron, asi que estoy considerando seriamente - talvez debería decir que ya lo decidí - buscarme otro terapista. Ya yo me esperaba encontrarme a la señora de la mirada perdida, que ahora sí se porqué viste de azul (es odontóloga y viene directo de su trabajo), pero REALMENTE no esperaba encontrarme al señor que parece un mapa (perdóname dios mío por mi falta de caridad) y que tiene un ojo ido y que además el pobre, es medio sordomudo.

Porque para empezar no basta que uno se sienta culpable por todo, encima hay que compartir la terapia con semejantes seres que a leguas se ve que sufren mas que uno. Super estúpidas mis razones en comparación con las suyas. A mi no me esta cambiando el color de la piel. Y aunque el inglés no sea mi idioma materno, no es que tengo que hacer un esfuerzo más que considerable para articular un par de palabras como el señor que parece un mapa (perdóname dios mio, por ponerle motes tan espantosos a la gente).

Asi que como era la primera vez que el señor que parece un mapa de chocolate con vainilla asistía a la terapia, nos concentramos básicamente en entenderlo a él y en entender lo que podía estar sintiendo y cómo hacer para que no se sintiese asi. El primer reto en realidad era intentar descifrar lo que aquel hombre decía, porque no sólo los afroamericanos de este país hablan una jerga bastante inentendible para el ciudadano común de por sí, sino que por su impedimento, al pobre hombre no se le entendía nada, y la doctora Graves, muy amablemente, nos hacía una especie de traducción simultánea y resumida de lo que el señor hablaba. La señora de la mirada perdida, esta vez no tenía la mirada perdida, esta vez miraba con detenimiento al señor que hacía unos esfuerzos espeluznantes por explicarse sin conseguirlo en absoluto y yo no sabía para dónde mirar. Finalmente el señor que parece un mapa terminó su disertación y dijo que había decidido no hacerse mas tratamientos de luz (el señor que parece un mapa sufre de vitiligo pero no quiere someterse al tratamiento de rayos UV a pesar de que se siente incómodo con su aspecto físico) y que había decidido aceptar su condición y ya no quiso decir más nada.

Bueno, ahi ya mas nadie tenía mas nada que decir despues de aquel reality-check.

Pero como yo soy muy salida y el silencio me incomoda, dije bueno yo vine a hablar de mis problemas y empecé con mis malcriadeces de que no encuentro motivos para vivir, etc.

Oh craso error.

Porque entonces la cosa tomó un matiz religioso cuando la doctora Graves que es muy creyente dijo que uno tiene que aceptar que las cosas que pasan forman parte de un plan divino y yo salté y dije, bueno yo no creo en dios asi que eso no me sirve, y el señor que parece un mapa me empezó a sermonear mientras acercaba peligrosamente su silla más y más a la mía y yo que no quería ser grosera con él ni herir sus sentimientos, entraba más y más en pánico no sólo porque no entendía ni papa de lo que me decía sino porque le veía clarísimas las intenciones de tocarme. Y así sucedió. El hombre que parece un mapa me puso un dedo encima mientra me preguntaba yo no sé que cosa y yo, que no soporto que me toquen cuando me hablan, me puse rígida y mirando fijamente a la doctora Graves le dije - me gustaría que la terapia, por favor no se enfocase en el tema religioso y no quiero seguir hablando del tema. A lo que ella muy solícita de nuevo accedió y le pidió al señor que parece un mapa que no insistiera mas.

I'm sorry mister map, I can't share my therapy with you.

De más está decir que anoche no pegué un ojo en toda la noche, y ni el xanax pudo conmigo...

9 comentarios:

Aidé Baute dijo...

Jajaja, ahora si te superaste! ... este post es comiquísimo, lo siento ... pero así es! y además ahora yo también me siento culpable, siempre pensé que eso de que Michael Jackson tenía una enfermedad que lo había vuelto blanco era puro cuento ... te comprendo, yo tampoco hubiera podido dormir, bien, por lo menos ya sabemos que la sra de la mirada perdida si existe ... no eres culpable Adriana pero solo tú puedes hacerte responsable creo yo y que bien que lo estás haciendo! ...

un beso.

Xindansvinto dijo...

Ay, un plan divino... ¡de la muerte! Con semejante premisa sale por sí sólo decir a...dios.

Cuídese y no deje de decir barbaridades.

Adriana dijo...

Co.. Aide, es que eso fue DEMASIADO loco! Yo tambien me reía mientras escribia... la realidad supera la ficcion, siempre... De hecho la sicologa no paraba de usar a Michael Jackson como ejemplo, seguramente para que el pobre hombre se identificase con él y viese que hay maneras de superar la enfermedad, etc.


Pero bueno, si, ya contaré loq uye decida por quei... besos Aide!
Pero yo lo siento, será falta de caridad o lo que sea, pero ese señor me estresa demasiado como seguir con ese grupo, nonono...

Adriana dijo...

Xindas, no es que casi me da un ataque! terapia cognitiva es que se llama eso??

Jo...er!

MARIA dijo...

Aisss me encantan tus cinco cositas. A mi me parece hasta lógico que te concentres más cuando creas. Crea, crea mucho, que a mi me encanta, jajajajaja.

Respecto al post yo te comprendo perfectamente, porque a mi no me mola nada que me toquen, sobre todo los extraños. Y ya en una terapia, ufff... Antes me cortaba más y fingía hasta que pasaba "el tocamiento", pero oye como es envejecer, porque ahora no es que ponga mala cara, ¡es que me aparto!. Si ellos me invaden con todo el derecho, yo me rebelo por los mios.

De religión no hablaré, jajajaja, que una sabe cuales son los límites, y podría escribir nunca mejor dicho "una biblia".

Pero tengo que decir que aunque me parece muy ingenioso el juego de palabras de mi querido Xindansvinto, no estoy para nada de acuerdo.

Un besazo preciosa.

P.D: Oye a lo mejor lo de comparar con otro terapista tampoco es mala idea. Por probar, no?. Sobre todo si te toca el map-man, ufff... que además esta gente es gradual, si te descuidas en una de estas te abraza, jajajajaja.

MARIA dijo...

Por cierto me encanta la foto del post. :).

Dahlia dijo...

Jajajajajajajajajajajaja. Adriana, tienes una capacidad fascinante de contar situaciones dolorosas de una manera muy graciosa, es imposible no reírse, aunque a la vez entiendo lo incómodo y decepcionante que ha debido ser para tí.
Te entiendo perfectamente, no puedo decir que soy completamente atea, porque nadie puede negar que tenemos inculcado el miedo a Dios, o más a no creer en Dios, pero yo me hubiese alterado igual que tú, porque tener miedo, no es tener fe, y a mí también me toca las narices lo del plan divino, tal vez no tanto para mi rídicula vida, como para la vida de un niño de África, porque ve tu y cuentale que toda su desgraciada vida es parte de un plan de Dios, que no entenderá ni el propio Dios. (y fijate, aún así, lo sigo escribiendo con mayúsculas).
Si ves que no te gusta el enfoque de la terapia, cosa que entiendo porque no se puede mezclar el tocino con la velocidad, y creo que tú no tienes nada que ver ni con el hombre mapa, ni con la señora de la mirada perdida, cambia, seguro que puedes encontrar algo que realmente te ayude, no que te quite el sueño.
Un abrazo, ya nos contarás.

Adriana dijo...

María: un día de estos te mando un ojo de ragalo, solo para ti... :)

Adriana dijo...

Dahlia: me encanta que te hayas reídp, que no todo es sufrir en esta vida verdad? sin el humor nos volveríamos locos (mas).

te cuento que ya tengo el nombre de una doctora que hasta habla español!!! lo cual me haría las cosas muchos más sencillas, porque nació en mis país y conoce la cultura, la educación etc... hoy averiguo si la cubre mi seguro y hago las respectivas diligencias.

Besos grnades para ti!