Seguidores

lunes, 25 de abril de 2011

focus

Desde que esta depresión me atacó hace meses ya, he estado luchando día a día con lo que -aparte del insomnio- me parece la parte más difícil de soportar de esta enfermedad. Hace meses que no logro concentrarme bien. Que no logro períodos largos de concentración, no sin hacer un esfuerzo enorme que me deja desgastada y triste. Yo decía que esta enfermedad, como cualquier otra, es impairing, porque evita a toda costa que uno pueda funcionar con normalidad. Hace dos meses ya que comencé con el tratamiento y hasta ahora no veo mucha mejoría en mi capacidad de concentrarme o de encontrar motivación en hacerlo.

Tener metas, seguirlas, tener un plan. Sentir que uno puede hacer borrón y cuenta nueva y comenzar desde cero con las energías renovadas y ganas de que la vida sea algo nuevo. Yo coy incapaz de hacer eso. Los días se me escapan en la lucha por seguir y no rendirme, tratar de concentrarme en mi trabajo -inutil por demás- y sentirme satisfecha con las cosas que he hecho durante el dia.

Hace dos meses ya que comencé el tratamiento y todavía no he dejado de sentir que no vale la pena seguir tratando de vivir, porque ni siquera puedo recordar cómo es que se siente ser normal. Me muero de envidia cuando veo a la gente en la calle , respirando, hablando, amando, como si todo fuese gratis y sin hacer ningún esfuerzo visible. No lo entiendo. Es como si todos estuviesen ciegos y no puedisen ver lo fatuo que es todo. El horror que es todo.

Pero no. Soy yo la que no puede ver. Es la enfermedad la que no me deja ver. Los demás, como siempre, pueden ver y sentir cosas que a mi me están negadas.

Odio esto. Odio el lugar donde estoy. El infierno queda en mi cabeza y yo debería poder deshacerme de él.

8 comentarios:

MARIA dijo...

(Esto no se me graba, estoy perdiendo la ilusión, bueno si no lo escribiré en varios, porque lo peor es que los pierdo aissss...)

Bueno decía que lo primero es dividir o discernir, entre dos tipos de personas. Las que ven de verdad, y las que usan cristales de colores. "Ver de verdad", u "observar", como le llamamos algunos, no es fácil, y muchas veces duele. Pero las personas que deciden o simplemente les llega la observación, con frecuencia van buscando la verdad, independientemente de lo dolorosa que pueda llegar a ser.

Y aunque a veces parezca, que solo nosotros vemos lo malo, la realidad es que el mundo es un compendio de términos opuestos.

Por mal que suene, la tristeza es necesaria para que se desenvuelva la alegría.

El problema, yo creo, es que tu has visto, pero has dejado a tus pupilas con el único baño de esa tristeza.

Para nadie, consciente de esa verdad, es un secreto que en el mundo hay mucha mierda. Pero también entre las rocas crecen flores.

MARIA dijo...

( parte II, xDDDD )

Para eso haces tu terapia. Muchas veces parece que no avanzamos, y derepente sin más, echamos la vista atras, y el principio se ve más alejado, de lo que creimos recorrer en el camino. Creeme que se de lo que hablo, que una también ha tenido citas con el "oculista".

Se que te sientes sola, y que tienes miedo. Pero no dejes que esos sentimientos sean tus muros.

Aunque no veas motivos para vivir, tu también eres un motivo para esta vida.

Yo sin ir más lejos, quiero una Adriana en este planeta, que me colme de dibujos tan especiales y me hable de su verdad.

Adri tienes un dibujo muy bueno (ya haremos negocios cuando salga de mi propia crisis económica jajajajaja), de un ojo tras un muro fragmentado.

MARIA dijo...

( LA EMBARAZOSA PARTE III ).

A mi encanta ese dibujo, porque lo interpreto, como un canto a la esperanza. Hay muros si, pero los muros también se caen...

Se que no puedo convencerte de que las cosas van a cambiar, ni transmitirte calma.

Pero te dejo aquí un montón de besos y abrazos, fruto de la admiración que siento por ti.

Eres una observadora y una luchadora. Nosotras somos de las que lloramos, pero estas lágrimas no nos impiden ganar estas batallas personales. Y tú la vas a ganar.


(Mil perdones por la extensión, de verdad que lo siento, la próxima vez seré más breve lo prometo).

Aidé Baute dijo...

No quería hablar de esto Adriana pero supongo que me es necesario para poder explicarme mejor y que veas como es que para mí es indispensable tener el control de mi mente, (acallar al juez de mi cabeza) ... No creo que sea un misterio que en México estamos en guerra, EU y diversos países ya han emitido alertas a sus ciudadanos de no viajar aquí ... yo vivo entre las balas literalmente y no he podido salir (aún) ni sacar mis bebés ... hace como tres semanas hubo un tiroteo aquí cerca, no te puedo explicar el terror de atrincherarte con tus hijas en la parte más segura de la casa (la que no tiene ventanas) y esperar que no les suceda nada, en el colegio hacen simulacros de pecho a tierra ... te podría contar 100000 historias al respecto pero no es el punto, el punto es que tengo que estar cuerda o no vamos a sobrevivir y haré lo que sea necesario para lograrlo, has visto la vida es bella?, así yo debo "suavizar" el mundo para mis hijas para que se afecten lo menos posible y puedan ser felices ... lo feo me inunda pero no me va a vencer ...

PD Y amo mis cristales de colores!!!,los necesito!!, porque "lo real" en mi mundo son la sangre y los muertos, muchas veces civiles inocentes y el miedo de pensar que podría ser alguien que yo amo o yo la que sigue ... nosotros los mexicanos también somos "los demás" y creémelo pagaríamos por vivir "normalmente"

un beso.

Adriana dijo...

Mria: me encanto tu comentario de tres partes que casi parece un post en si mismo!. Te creo todo lo que dices y hasta de acuerdo estoy. El rollo mío es lo que le decía a DDmx. Es un fastidio ser tan sensible, es un fastidio que la sensibilidad pese aveces mucho más que los pensamientos. Te dejo un gran abrazo y mil gracias por tu apoyo tan dulce...

Adriana dijo...

Aide: no sabes cuanto te comprendo. cuando vivía en caracs ese era mi día a día hasta que me harté y me vine. No he hablado del exilio voluntario, de la soledad de ser inmigrante-ciudadana de un país que no comprende ni su propia historia. Talvez sea ese el tema de mi próximo post, porque creo que en esta crisis de la mediana edad que estoy viviendo, el ser una desterrada, propicia la sensación de desolación.

Besos Aidé

Xindansvinto dijo...

Sabemos cómo se siente. Cuando se anhela lo que se ve como una realidad alejada, se tiende a ajustar el enfoque como si sólo fuera un criterio de interpretación, de perspectiva...
Vivir es olvidar... en parte. La felicidad se olvida con la tristeza (es su caso... y el nuestro). La tristeza se olvida con la felicidad (lo que le parece observar en los demás).
Vivir es recordar. Pero recordar que la vida es otra cosa, ...aunque cueste tanto mantener el equilibrio entre el paso dado (y que tal vez no se recuerda) y el paso a dar (si alguien se acuerda cómo darlo).
Sin usted ese mundo absurdo por que pretende transitar no existiría. No dude en apoyarse en nuestro hombro porque nosotros tampoco entendemos nada. Besos.

Adriana dijo...

XINDAS!!! has vuelto!!!

nosotros tampoco entendemos nada :)

exacto, y por eso al menos ya somos dos que no entendemos y entendemos el no entender. El no poder recordar o el recordar demasiado, tanto que uno deja de saber cómo dar el siguiente paso...

un beso Enorme!