Seguidores

martes, 12 de abril de 2011

away

La angustia. En este país la llaman ansiedad. A mi la angustia me sobrepasa, muchas veces. Es una sensación apocalíptica y dramática que no deja espacio para nada. Ni siquiera para respirar. Cuando me dan los ataques de pánico salgo corriendo al baño para que nadie me vea en ese estado y lloro y me ahogo hasta que me calmo. Es horroroso, porque uno siente que está fuera de la realidad, que está dentro de una pesadilla o dentro del infierno y que ya no sabes dónde retomar el hilo de la cotidianidad. Lo peor de los ataques de pánico es que uno desarrolla una verdadera aversión a ellos y casi que le dan a uno más ataques de solo pensar en ellos.

Cuando era niña tenia una especie de pesadilla consciente donde una roca enorme se aproximaba rodando para aplastarme. La roca no me aplastaba nunca, claro, pero la veía aproximarse y quedaba paralizada de terror sin poder gritar, sin poder moverme. La ansiedad, tristemente va de la mano de la depresión, no entiendo mucho por qué pero supongo que es por la sensación de desesperanza que produce una y que cultiva la otra y la sensación horrenda también, de no poder salir del círculo vicioso ese.

Ahora tengo un nuevo círculo vicioso que no me hace ninguna gracia. La sensacion de las pastillas me saca de mi misma, me aparta y me deja de lado la mente, mientras mi cuerpo sufre de dolores de cabeza, mareos y palpitaciones. Se supone que esto se va a ir en algun tiempo y eso espero, sinceramente, porque es como haber cambiado la depresión por la ausencia y no estoy muy segura de cual de las dos es peor... Y entonces la ansiedad de no sentirme "normal" tampoco es que ayuda mucho al cuadro.

Me voy a convertir en la señora de la mirada perdida!!! jajajaja

Ya no estoy usando Ambien para dormir, ahora uso Xanax. No debo usarla sino cuando me sienta realmente ansiosa o vea que no estoy siendo capaz de conciliar el sueño porque es adictiva. Pero yo ya estoy en un punto en el que no me importa mucho volverme adicta porque sencillamente no quiero estar presente, lo que quiero es irme, apartarme de una vez y para siempre de todo y que alguien mas se encargue.

En el argot boxeril, tirar la toalla, pues.

10 comentarios:

Xindansvinto dijo...

Tirar la toalla, ¡nunca!
Es que además es imposible. Porque el contrincante no deja de golpear. En estos casos, huir es lo heroico, y llorar lo práctico, pues a la pesadilla se la puede vencer (créalo porque es cierto) pero no convencer. Ya sabemos que suena a bla-bla-bla, pero es que los seres humanos somos seres de palabras, como usted bien sabe.
:) Salud.

MARIA dijo...

Aqui ni se tira la toalla, ni la servilleta. El pañuelo a lo más y si el caballero lo merece. Nenita son rachas tu lo sabes, no desesperes, ya veras que mejora. Y que ni se te pase por la cabeza alimentar adicciones, que bastante tienes ya. El mayor medicamento eres tú, dale tiempo.

Que ilusión me ha hecho ver mi ojito aqui a mi lado. Muchas gracias linda, eres un solete!.

Besos y animo.

Adriana dijo...

Xindas: ta bien, no la tiro, sigo boxeando pues!
mil gracias por todos tu comentarios en todos mis blogs, que sin Usted no sería lo mismo hablar de la muñequita que cae...

Adriana dijo...

Maria: un solete eres tu! tiempo, si, tiempo.

talvez mas que tiempo lo que necesito es unas dosis de lo que sea que es contrario a la soledad :)

Dahlia dijo...

Joder, nunca podré explicar cuanto odio puedo sentir hacia todo tipo de pastillas tipo antidepresivos, deberían llamarlas aumentadepresivos. Si curar la herida es ponerle un trapo encima y dejarla infectada hasta que no duela más, la persona nunca estará sana.
Eso es lo que hacen los psicólogos/psiquiatras de pacotilla con sus pacientes. Dejar que se pudran con sus heridas mientras les llenan de pastillas para que al menos, no sientan dolor.
No caigas en eso, el cambio está en tí. Yo creo que lo más importante para poder cambiar es ser consciente de uno/a mismo/a. Y tú lo eres. No te digo que no utilices esa ayuda, pero no aceptes todas sus normas, porque se equivocan, se equivocan más que tú y que yo.
Un abrazo linda.

Adriana dijo...

Bueno Dahilia esto froma parte de otro post, pero te adelanto que mi psi me dijo que deje la angustia, que esto es una enfermedad como cualquier otra y que de aqui salgo. 90% a que si.

NO voy a tirar la toalla, lo sabes es solo que me encanta quejarme :) y este es el espacio prfecto para hacerlo doble :))

mc dijo...

Yo me angustio cuando te leo, porque quiero salvarte y volverte a poner la toalla sobre los hombros.

Adriana dijo...

tranquila mi eme, que sigo en la lucha!

Xindansvinto dijo...

Adriana, es un placer haberte conocido. No creo que en los próximos tenga el ánimo suficiente para poder comentarte nada, pero intentaré seguirte. Un beso.

Adriana dijo...

Xindas, que ha pasado??? espero que estés bien...