Seguidores

lunes, 7 de febrero de 2011

vicio

El insomnio y la depresion van de la mano. Son como un círculo vicioso. No duermes porque estas deprimida, y después, como no duermes, te deprimes mas y tienes ataques de panico y la realidad se te escapa en la madrugada, cuando ruegas y ruegas que puedas morirte porfavor o que porfavor el mundo se termine y puedas, por fin, descansar.

Yo aveces quisiera dormir para siempre. No es que quiera suicidarme, no es que quiera morime, bueno si quiero morirme, pero para poder descansar. Para poder dormir.

Mi mesa de noche es una farmacia llena de pastillas overthecounter porque todavia no tengo una prescripcion. Uno deberia poder ir a una emergencia y decir, esto es una emergencia, por favor si esta noche no duermo, se me muere el corazon, no dejen porfavor que se me muera el corazón, ayudenme.

Pero la vida no es asi, claro.

Al dia siguiente de una noche de insomnio intenso, uno se arrastra por la vida. Y todo esta lejos. La depresión toma posesion de tu vida y te arrastras, mas que caminas. La comida es asquerosa cuando estas deprimido. Cada bocado es como un suplicio y la sensacion de llenura al final es un horror. Quieres vomitarlo todo, pero sobre todo quieres vomitar el insomnio, vomitar los ojos, la lengua, el cerebro entero.

Pierdes la capacidad de disfrutar las cosas.

Pierdes la capacidad de funcionar y de entender.

Cuando me estoy bañando se me olvida si ya me puse jabon o no, si ya me depile o no, o  si el shampoo ya me lo puse dos veces o no. Cuando estoy hablando con la gente, se me olvida de que estoy hablando.

Pero sigo sonriendo, me río de mi patetismo.

Las cosas mejoran cuando hago yoga y tengo un dia de reposo.

Las cosas mejoran aveces cuando me tomo seis pastillas por la noche, pero no siempre funciona.

El sabado me tome un rivotril, regalado por unos grandes amigos. Quien dijo que uno no se automedica?
whatever, lo que me haga dormir, bienvenido sea. El domingo era OTRA.

Mi madre me ha preguntado por que estoy deprimida. Es una pregunta sin respuesta. La depresion no tiene UNA causa, la depresion, creo yo es la causa en si. Estoy deprimida, porque estoy deprimida. Asi, sin causa, sin culpables.

6 comentarios:

gaia56 dijo...

En estos momentos un poco de paseo por la naturaleza de la mano de un amigo a mi me reconfortan más que todas las pastillas del mundo. Suerte y un beso.

Adriana dijo...

si... pero es que con este invierno... puaj!
gracias por tu comentario Gaia!

Julia dijo...

Adriana, unos días llueve y otro sale el sol.

Si te sirve de algo, a mi me va muy bien hacer unas relajaciones un poco de yoga.

Un abrazo y dulces sueños

Adriana dijo...

jajaja Julia yo practico yoga y todo, yo lo he probado TODO. Solo estoy esperando mis medicamentos para volver a la normalidad...

Dahlia dijo...

Una entrada genial. Realmente genial.
Es tan importante descansar para mantenerse de pie, y que poca importancia se le da. Los médicos se limitan a darte cuatro pastillas tontas y si eso, antidepresivos (aunque estos hacen el efecto contrario y te quitan el sueño , pero bueno).
A mí lo único que me funciona es la medicina natural, lo que vienen siendo los porros, jaja, pero bueno, es cambiar la enfermedad por un vicio, asi que tampoco lo recomiendo.
Generalmente, este tipo de problemas tienen una causa, igual que la depresión, y la peor de las depresiones es aquella que no sabes porque te da ni por quién. Las peores causas son las que están escondidas, las que no conocemos nisiquiera nosotros mismos.
Pero todo irá saliendo a la superficie, trata de mantenerte despierta para conocer la raíz del problema, es el único modo de encontrar la solución.
Se que todo esto suena muy fácil decirlo, yo con el tiempo he aprendido que las cosas llegan y surgen cuando menos te lo esperas, que nunca hay que dar nada por perdido. La vida sigue ahí.
Un abrazo.

Adriana dijo...

Gracias Dahlia, bueno en mi primera cita con la sicologa, me quede asombrada de mis respuestas a muchas de sus preguntas. Lo mas triste fue escucharla decir que ELLA habia tenido que contenerse las ganas de llorar... aver... tampoco estoy TAN mal, digo yo, o sera que me lo tomo con humor