Seguidores

viernes, 14 de septiembre de 2012

sigue viva



El miércoles en mis monólogos psicoterapéuticos, Claudia me pidió que hiciera un ejercicio. Yo le estaba contando que no le veía el sentido a mejorar o a salir de la depresión, si todo lo que yo era por fuera era falso y adentro me seguía sintiendo un monstruo que no sirve. Si la conexión entre lo que soy y lo que parezco ser no existe ni puede existir porque soy demasiado horrorosa por dentro como para aceptar lo que soy.

Entonces Claudia cogió un papel y me pidió que dibujase cómo me veía por dentro yo. Que dibujase cómo era ese bully, ese monstruo peludo que me tira para abajo todo el tiempo y a quien no sé cómo detener o acallar.

Después estuve el resto de la sesión observando mi dibujo y describiéndole a Claudia lo que había sentido al dibujarlo y cómo era que se sentía ese personaje, y por qué es como es.

Ella me pidió que cada vez que me sienta espantosa e inútil, mire el dibujo y recuerde lo que siente el personaje y piense cómo puedo hacer para salvarlo.

Despues de mirarlo mucho, decidí compartir mi dibujo con mis lectoras y lectores. Pienso que todos deberíamos hacer en algún punto el ejercicio de mirar fijamente al concepto que tenemos de nosotros mismos y compararlo con la realidad.

Otro día, si quieren , les cuento lo que sentí y les cuento la historia del personaje que dibujé.

3 comentarios:

mc dijo...

Claro que si, cuentame. Pero yo te veo bella, siempre.

Snugglebunny dijo...

Tu psicóloga es tan genial! Y tu dibujo, oh, tu dibujo! Definitivamente me gustaría saber la historia detrás de eso. Cuidate, mucho abrazos!!!

Sullen dijo...

Complicado eso de ayudar al monstruo interno, autocreado...

No te lo habia dicho pero admiro que tengas el valor de pedir ayuda psicologica. Un beso Adri <3