Seguidores

jueves, 9 de agosto de 2012

my first split

oh yeah!
Oh si que emocion!!!  Sólo lo puedo hacer de un lado, porque del otro, todavía el tendón duele un poquito y no quiero volvérmelo a joder. Pero si. Ya soy capaz de abrirme completa hacia adelante. Anoche hasta soñé con eso, que podía abrirme y que era toda flexible y tal.

Lo loco es que SOY flexible y tal. Pero no me lo creo. De hecho despues de la clase estaba de muy mal humor. Como si no hubiese logrado nada. Que loca estoy, que histérica. Lo próximo es comprarme unas extensiones para empezar a rotar el hombro y asi poder hacer el full bow pose.

Que manías mas raras esto de no querer comer. De sentirse culpable todo el tiempo por comer. Pensar, los demás pueden comer de todo, pero yo no. Yo no puedo. Como si hubiese una prohibicion no escrita contra mi. Ese tipo de cosas. Ese no sentirse parte del todo, sentirse un paria. Ayer me decia una lectora, eres digna del amor de tus padres por el simple hecho de haber sido concebida. Si claro eso lo se. Uno como ser humano es digno de todo, de la felicidad principalmente. Y yo siempre he opinado que la felicidad es cosa de ponerse a ello. Cuando no estaba enferma,  - o cuando no sabía que estaba enferma - podía justificarlo todo. El abuso de mis padres quedaba justificado por su propia enfermedad y su debilidad.

No es como que ahora no siga estando justificado, es que ahora SI me doy cuenta de que lo que hicieron, justificado o no, me dañó. Me hizo un daño irreparable. tan irreparable que no creo que pueda dejar de depender de las pastillas antidepresivas y anxioliticas por mucho tiempo. Y como ahora lo sé y tengo una medida real del daño, pues siento rabia. Y ya no puedo seguir ocultando o ignorando la rabia. Y no es justo que nadie lo pretenda tampoco. No se trata de perdonar, perdonar uno perdona. Uno no es siquiera quién para decir que no perdona o que no entiende. Pero yo tengo derecho a sentir mi rabia, yo tengo derecho a darle el espacio que se merece y a expresarla. No es justo que no lo haga, no es justo que me lo trague y no es justo que siga pensando que no merezco ciertas cosas poruqe no pude aprender a merecerlas.

Pero cuando uno padece de una enfermedad mental la cosa se complica. Porque lo absurdo de sentir cosas tristes es más absurdo mientras uno menos está en una situación triste, pero es un poco irremediable. Por eso es una enfermedad. Las pastillas sin duda que ayudan, poruqe el pensamiento absurdo se va mucho más rápido, pero no se va sin luchar por su sitio en el hilo racional de los pensamientos y trsitemente aveces nos convence de que lo que dice es cierto.

Tengo que recordar conscientemente que mi tristeza irracional es un desbalance químico y compensarlo con otras químicas como las endorfinas de hacer deporte. Aunque aveces lo compense con otras quimicas un poco menos sanas como las de la adrenalina de autolesionarme. Pero mas que todo poruqe socialmente no es aceptable.

Ah, la incomodidad que uno le proporciona a la higiene social dominante. Ya lo decía Saguzaharra.

6 comentarios:

Ricardo Miñana dijo...

Siempre un placer pasar a leerte.
que tengas un buen fin de semana.
saludos.

Barby G. Schonholz. dijo...

Qué bonito que seas flexible, qué tipo de danza estás haciendo?

De verdad te parece que los antidepresivos son siempre tu solución? Voy a estudiar medicina y creo que los medicamentos pueden ayudar, pero el verdadero arco del asunto es poder hacer dia a día una reflexion, llorar si es necesario, gritar, lo que fuere, y con el tiempo aprender de esto que te está pasando. Digo, no creo que quieras depender de una droga toda tu vida (y hablo desde afuera porque creo ser feliz pese a todo, quizás vos tambien pero no tuve esas vidas jodidas de novela que quizas muchos tienen y por eso estan mal o algo así, sabés que te hablo de corazon y con mis mejores deseos para vos).

Adriana, un saludo y un gusto leerte.

Barby.

http://barby-gs.blogspot.com

Adriana dijo...

Ricardo, mil gracias, eres siempre bienvenido en mis blogs :)

Adriana dijo...

Barby: No es danza, es Yoga!! jaja

En realidad yo quiesiera salir de los antidepresivos, pero ni mi siquiatra ni mi sicologa me lo recomiendan, para nada. Tengo demasiadas tendencias autodestructivas que me llevan a lugares muy muy oscuros.

Yo si tuve una infancia de esas de novela. Hoy en dia puedo decir que tengo una vida ideal y todo eso. Pero los demonios que me sembraron, no es tan fácil sacarmelos de adentro. Talvez algún día lo logre, espero que si, pero por ahora, sigo con mi tratamiento...

besos!

mc dijo...

Pense que quizas te interesaba este texto:
http://www.elboomeran.com/blog-post/117/12532/edmundo-paz-soldan/adios-a-la-tristeza/

O quizas no, pero la ilustracion vale la pena verla.

Te quiero

Sullen dijo...

El pasado nos persigue hasta que perdonas y pasas a olvidar. Es un proceso lento y progresivo, pero eres una mujer fuerte.