Seguidores

jueves, 26 de abril de 2012

las certezas de la soledad

Desde hace algunos días se ha instalado cómodamente en mi interior una especie de tristeza agradable.

Digo agradable porque es como ese suetercito viejo que no se ve bonito pero que uno no puede dejar de usar y que jamás tira a la basura por raído que esté.

El sitio ese donde mi pensamiento pace dulcemente en las certezas de la soledad.

Es cierto que estamos todos solos, y los amores, las relaciones, son apenas un destello del túnel que nos recuerdan que otros también están solos y nos crean la ilusión de poder penetrarlos. De poder abrirse uno mismo.

La ilusión de encontrar un lugar tibio para poder descansar.

Creo yo que en realidad ese lugar tibio no son las otredades, sino el pacer hacia dentro confortablemente y dejar de luchar por salir.

Como meditar, eme, como estar dentro y verlo todo pasar, sin asombro, sin dolores, sin sobresaltos.

Con un gozo que puede parecer muy gris, pero que no me importa.

Las personas melancólicas son siempre las más felices, porque saben cómo vivir en el reino de la irrealidad.

10 comentarios:

Morena dijo...

Exquisito., el tema va por saber reconocer entre la melancolía o la depresión. No?
te quiero Adriana, siempre tu blog es encantador para mi y lo digo muy en serio!

Adriana dijo...

que linda morena! yo tambien te leo siempre, aunque aveces escribes tanto que no me da tiempo de comentarte en todos tus posts!

Se trata de abrazarse creo, de aceptar que uno es como es, sin más.

Anónimo dijo...

I finally found you, Adriana. It will be impossible for you to let me go now.


Hello, forever.

Yo dijo...

Espero que tu melancolía se haya ido.

un beso

Adriana dijo...

Anonimo: you can stay as long as you want :)

Adriana dijo...

YO: si, gracias, estoy mucho mejor! y con animos de seguir mi dieta yeah!

Sullen dijo...

"Como un suetercito viejo, que no se ve bonito pero que uno no puede dejar de usar" me ha encantado la analogia.

Respecto al intake, vas genial lo de ayer fue un desliz cualquiera. Lo importante es continuar. Te quiero Adri.

Fernando Garriga dijo...

Muchas veces, respecto a los intakes, he visto que las personas rellenitas son también felices. Ni se me ocurre pensar el éxtasis que debe ser, ser rellenito y melancólico.
Me gusta como escribes (escribís, en mi modo)

Adriana dijo...

Sullen: yo tambien te quiero!!!! :)

Adriana dijo...

Fernando: si, las personas rellenitas parecen aveces mas felices que las delgadas, lo miso es una triste obsesión de la que no se como salirme. Un placer que me visites y un halago que te guste como escribo, besos!