Seguidores

viernes, 20 de enero de 2012

to shine or not to shine

Our deepest fear is not that we are inadequate. Our deepest fear is that we are powerful beyond measure. It is our light, not our darkness that most frightens us. We ask ourselves, Who am I to be brilliant, gorgeous, talented, fabulous? Actually, who are you not to be? You are a child of God. Your playing small does not serve the world. There is nothing enlightened about shrinking so that other people won't feel insecure around you. We are all meant to shine, as children do. We were born to make manifest the glory of God that is within us. It's not just in some of us; it's in everyone. And as we let our own light shine, we unconsciously give other people permission to do the same. As we are liberated from our own fear, our presence automatically liberates others.
El texto es de Marianne Williamson
Lo traduciré lo mejor que puedo:
"Nuestro temor más profundo no es que seamos inadecuados. Nuestro temor más profundo es que somos más poderosos de lo que podemos medir. Es nuestra luz y no nuestra oscuridad lo que más nos asusta.
Nos preguntamos a nosotros mismos, quién soy yo para ser brillante, hermoso, talentoso, fabuloso?
La pregunta en realidad debería ser quién eres tú para no serlo?
Eres un hijo de dios. Jugar a ser insignificante no hace ningún bien al mundo. No hay nada enriquecedor acerca de disminuirte para que la gente no se sinte insegura a tu alrededor. Se supone que debemos brillar igual que los niños. Se supone que debemos manifestar la gloria de dios que está dentro de nosotros mismos.
Esa gloria no está dentro de algunos solamente: está dentro de todos. Y si dejamos que brille, entonces inconscientemente le damos permiso a otros para que brille también.
Cuando nos liberamos de nuestros miedos, nuestra presencia automáticamente libera a los otros."
Donde dice dios, yo pondría el universo, la naturaleza. Para mí, la gloria de dios no es otra cosa que el milagro inexplicable de la vida y el pensamiento. Si eso brilla, la gloria de un supuesto dios, también brilla y se refleja en los demás. Es la vida.
Cuando nos oscurecemos a nosotros mismos, automáticamente esa gloria, la vida, se convierte en muerte.
Todo existe, muerte y vida. Pero mientras estamos vivos, creo yo, que es mejor intentar brillar con toda nuestra energía. Después, ya tendremos la eternidad entera para ocuparnos en estar muertos.

6 comentarios:

Dahlia dijo...

Grande, grande. Cuanta verdad. Lo cierto es que jamás me lo he planteado, tenemos más miedo a brillas que a permanecer en nuestra oscuridad.
Gracias, has encendido una lucecilla en mi cabeza.
Un abrazo!

4N3LIMI4 dijo...

GRACIAS PRO COMPARTIR ESTO TAN HERMOSO CON NOSOTRAS MAS CON ALGUIEN COMO YO QUE NADA EN ESTE MUNDO LE APASIONA, ALGUIEN COMO YO QUE SIENTE QUE LA VIDA CADA DIA TIENE MENOS SENTIDO gracias ...

mc dijo...

Que texto tan positivo! Y la seleccion de musica le queda perfecta.
Los ninnos si saben brillar.

Adriana Gonzalez dijo...

ay pensaba quye iba a tener que dejar los blogs... parece que era solo cuestion de modernizarme con google+ :D

me encanta que les haya gustado la actitud positiva, pero no se me eacostumbren demasiado!

mc dijo...

Are you turning to the light side of the force?

Adriana Gonzalez dijo...

eme, que vaaaa, jajaja, pero de vez en cuando es bueno desempolvar las lucecitas no???

tu me conoces, yo soy toda dark ajuro aunque por dentro dsea una florecita bobita :)

te quieeeeeroooooo