Seguidores

martes, 24 de enero de 2012

down down


down down to china
 Las últimas semanas han sido un desastre emocional. Sé que en parte es por el trabajo que estoy haciendo con la sicóloga y que otra parte es por estrés simple y puro y otra parte es por la enfermedad, y  otra más por el cansancio y las circunstancias de la vida.

Las taras de volver inevitablemente a los dolores y el desespero de no poder soltarme. Los recuerdos son como un pegoste de masa de torta que mientras mas me lo intento quitar, mas me empegosto.

Esta semana estoy bastante mejor. Pero apenas es martes y sigo sin encontrarle mucho sentido a esto de vivir y comportarme como una persona asertiva. La semana pasada fue un completo desastre.

Mis problemas de concentración siguen, igualitos. Solamente he desarrollado defensas, que aveces me dejan absolutamente agotada. Mi amiga Liz dice que es culpa de Enero, que Enero siempre es difícil. Yo ya estoy a nivel de pensar que vivo en un Enero sempiterno y que mis ups and downs are here to stay.

Asi que no mucho que contar. Un kilito triste menos de los cuatro que me quiero quitar.

Empezando a pensar que ni siquiera con esos cuatro kilos menos, voy a estar satisfecha.

Porque no es el peso de mi cuerpo el que me pesa. Es el aire que me pesa. los ojos, la piel, me pesan.

La vida no se puede adelgazar verdad?

Y los recuerdos no se  pueden lobotomizar tampoco, o sustituir por unos lindos y florecitas.

El futuro no brilla y a mi, me duele la cabeza.

PS. un dia de estos les publico las fotitos del crucero :)

2 comentarios:

Morena dijo...

QUE BIEN QUE BIEN !
ME ALEGRA QUE PUEDAS QUEDARTE PEOR LO QUE NO ME ALEGRA ES QUE SEAS TAAN PERO TAN PESIMISTA MUJERRRR
VMOSSS !

Adriana Gonzalez dijo...

Morena: ok, ok, dejo el pesimismo, bueno...

pero es que no sirve de nada curarse de afuera para adentro!!!